La llarga experiència en el mon laboral i d´assessoria en general, ens ha donat moltes vivències de tot tipus, entre d´altres he triat  la següent.

Es tracta de la descripció d´un accident de treball que fa el propi treballador a petició d´aclariments per part de la Inspecció de Treball, no us ho perdeu.

 

 

                        Excmo. Sr.

                       

Soy asentador de tejas. El día 8 del pasado mes de junio, estaba trabajando solo en el tejado de un edificio de 6 plantas. Cuando acabé mi trabajo, me dí cuenta que me habían sobrado más o menos 250 kilos de tejas; en lugar de llevarlas a mano para abajo, decidí colocarlas dentro de un bidón y con la ayuda de una roldana, la cual por suerte estaba fijada a una de las alas del edificio en la 6ª planta, hacerlas descender.

 

Bajé y até el bidón a una cuerda, fui al tejado, empujé el bidón hasta la cima y coloqué las tejas dentro, volví abajo, desaté la cuerda y la agarré con fuerza a fin de que los 250 kilos bajaran despacio.

 

Como yo solo peso 80 kilos, cual fue mi sorpresa cuando de repente salté del suelo, perdí la noción de las cosas y me olvidé de soltar la cuerda. No es necesario decir que fui izado del suelo a gran velocidad. Cerca de la 3ª planta golpeé en el bidón que estaba bajando, esto explica la fractura de cráneo y la clavícula rota.

 

Continué subiendo a una velocidad menor y no paré hasta que mis dedos estaban incados en la roldana. Por suerte ya tenía recuperado el conocimiento y conseguí a pesar del dolor, agarrarme a la cuerda.

 

Más o menos al mismo tiempo, el bidón con las tejas cayó al suelo y el fondo se rompió. Sin las tejas el bidón pesaba unos 25 kilos. Como pueden imaginar comencé a descender rápidamente. Cerca de la 3ª planta me encontré el bidón que venía subiendo, lo que explica la fractura de tobillo y las heridas en las piernas, así como en la parte “inferior” del cuerpo. El encuentro con el bidón disminuyó la velocidad de mi caída lo suficiente para minimizar mis sufrimientos al caer encima de las tejas y felizmente sólo fracturarme 3 vértebras.

 

Lamento no obstante, informar que en cuanto me encontré caído encima de las tejas, con dolores e incapacitado para levantarme y viendo el bidón en lo alto, perdí nuevamente el conocimiento y solté la cuerda. El bidón pesaba más que la cuerda, entonces descendió y cayó encima de mis piernas, partiéndomelas en el acto.

 

Espero haber dado una información detallada de cómo ocurrió el accidente.